Cómo promover la Igualdad de género en las organizaciones

En un mundo donde la diversidad y la inclusión son esenciales para asegurar una experiencia de empleado óptima, aún a día a hoy la brecha de género persiste en muchos sectores. Según el informe ‘Women at Work – Global Statistics & Trends’, las mujeres representan el 48% de la fuerza laboral global, sin embargo, solo ocupan el 27% de los roles de gestión y liderazgo. Esta disparidad limita el potencial de las organizaciones..

Igualdad de género en las empresas: los datos

La brecha salarial sigue siendo un problema grave, con las mujeres ganando un 20% menos que sus compañeros masculinos por trabajos equivalentes. Esta inequidad no solo afecta la estabilidad financiera de las mujeres, sino que también mina su motivación y compromiso en su puesto de trabajo.

Pero la igualdad de género comienza antes incluso de la contratación; y es que según un estudio realizado por LinkedIn, las mujeres tienden a aplicar para un nuevo trabajo cuando cumplen el 100% de los criterios listados, mientras que los hombres suelen aplicar si cumplen alrededor del 60% de los requisitos para acceder al puesto de trabajo. En este sentido, nos encontramos ante un problema de autoconfianza en las mujeres, que en muchas ocasiones limita sus oportunidades de crecimiento y perpetua la falta de representación en roles de liderazgo.

En nuestro podcast,  ‘Si yo te contara’, dedicamos un episodio a hablar sobre Mujeres líderes con Cristina Delgado, presidenta de Women in Retail, comunidad que promueve el talento y la experiencia de mujeres del retail que liderarán la Industria de los próximos años. Cristina nos cuenta cuales son aquellas adversidades que siguen teniendo las mujeres para poder acceder a puestos directivos y de cómo el famoso «síndrome del impostor» está presente a la hora de tomar decisiones de alta importancia y muy influyentes en el futuro laboral de las mujeres.

 

 

Cómo implementar la igualdad de género en el trabajo

 

Apostar por la equidad de género es impulsar a mejorar la experiencia de empleado.

¿Cómo pueden las compañías fomentar la igualdad de género en sus políticas?

  1. Compensación justa: Realizar revisiones salariales periódicas para garantizar que no exista brecha salarial de género y que todos los colaboradores reciban una compensación justa por su trabajo.
  2. Políticas de contratación inclusivas: Eliminar sesgos de género en los procesos de contratación y promoción, asegurándose de que se valoren las habilidades y competencias por encima del género.
  3. Programas de mentoring y patrocinio: Establecer programas de mentoría y patrocinio que conecten a mujeres talentosas con líderes experimentadas que puedan brindar orientación, apoyo y oportunidades de desarrollo profesional.
  4. Flexibilidad laboral: Ofrecer opciones de trabajo flexible, como trabajo remoto u horarios flexibles, para facilitar la conciliación entre la vida laboral y personal; tanto para hombres como para mujeres.
  5. Formación en concienciación de género: Proporcionar capacitación sobre conciencia de género y sesgo inconsciente para todos los empleados, con el fin de promover un ambiente de trabajo inclusivo y respetuoso.
  6. Promoción de la diversidad en la alta dirección: Establecer objetivos y medidas para aumentar la representación de mujeres en roles de liderazgo y en la alta dirección de la empresa.
  7. Apoyo a iniciativas de desarrollo profesional: Invertir en programas de capacitación y desarrollo profesional específicamente diseñados para mujeres, incluyendo oportunidades de mentoría, coaching y entrenamiento en habilidades de liderazgo.
  8. Transparencia y accountability: Mantener transparencia en las políticas de igualdad de género y establecer sistemas de rendición de cuentas para garantizar que se cumplan los objetivos y se tomen medidas correctivas cuando sea necesario.
  9. Fomento de una cultura de inclusión: Promover una cultura organizacional que celebre la diversidad y la inclusión, donde todos los empleados se sientan valorados, respetados y empoderados para contribuir plenamente con sus habilidades y talentos.

Implementar estas prácticas puede contribuir significativamente a crear un entorno laboral más equitativo y diverso, donde todas las personas tengan igualdad de oportunidades para crecer y prosperar en sus carreras profesionales.